Las 4 características que Moana, la película de Disney, nos enseña de la búsqueda de la identidad.

Moana es la más reciente película de Disney dentro de su franquicia de princesas, de hecho es la número trece. Pero en esta ocasión Disney nos presenta una princesa atípica, en donde no encontramos una historia romántica, donde un hombre rescata a la mujer o ella termina rescatándolo como es en el caso de enredados o la bella y la bestia.

Por el contrario, la historia de Moana se trata de una mujer muy joven en busca de su identidad.

¿Y cómo es que una mujer encuentra su identidad? Pues mucho tiene que ver como es asimilada

la imagen de la figura materna como símbolo de lo femenino.

En este caso vemos lo femenino separado en varios símbolos como lo son:

1) La abuela: La cual representa la sabiduría, la historia, el conocimiento, lo transgeneracional. La abuela transmite a Moana toda su historia, le abre el camino para que tenga una vida diferente a los que pareciera su destino. El conocimiento te ayuda a tomar tus propias decisiones y a moldear tu vida.

2) Nafiti: Es la Diosa de la Naturaleza, creadora del mundo, madre amorosa que da vida y crea bellos escenarios, las islas del pacífico llenas de alimentos para sus hijos. Nafiti, representa la etapa de la madre en donde hace todo lo necesario para que sus hijos sobrevivan.

3) La mar o el mar: Representa la madre fuerte que construye, impulsa, levanta y apoya a su hija. Cuando Moana está a punto de perderse o caer, esta madre la reorienta o levanta, sin importar cuantas veces tenga que hacerlo. Es una madre que cuida y encanta, enseñándole a su hija las maravillas que hay más allá de las tierras que habita.

4) Te Ka: Este personaje es aterrador, por lo menos al principio. Es un Monstro hecho de lava enojado y destructor de todo lo realizado por Nafiti. Va acabando con las islas que proveen a los hombres. Es un demonio al que se cree se debe destruir, pero después se entiende que hay que hacer las paces. Teka representa la destrucción y agresión necesaria que debe existir en todo ser humano para poder modificar las cosas, pero está siempre debe ser controlada, dosificada.

A Moana le ofrecen el mando de la isla y le heredan los miedos de sus padres. Podría haber sido muy fácil continuar con lo ya establecido, pero gracias a que Moana logra juntar todas las partes se edifica como una mujer completa y en armonía, en donde termina conociéndose, empoderada y capaz de dirigir a un pueblo hacia nuevos caminos. Es decir, una mujer que se conoce a si misma, se siente feliz y es capaz de crear nuevas formas de vida para su familia y sociedad.

Por último, quiero mencionar que en el momento en que Moana ve más allá de lo que hace el demonio, y termina asimilando su parte agresiva, el mar regresa a su cauce natural conectando todas las partes, hasta este momento separadas de lo que significa ser una madre/mujer. Podemos entender que todas necesitamos saber crear, pero también destruir/corregir, de dar sabiduría, y por supuesto amor a nuestras hijas e hijos. Si no se les enseña esto les será más difícil lograr una identidad que trascienda más allá de lo que se supone su propio destino dicta que debe lograr.

Espero te haya gustado este pequeño artículo y me encantaría escuchar tu opinión.

1 comentario en “Las 4 características que Moana, la película de Disney, nos enseña de la búsqueda de la identidad.

  1. Esa película me dejó un increíble buen sabor de boca por la energía que despide la ser humana Moanna, la determinación, los convencimientos, los descubrimientos, la decisión última de confrontarse con la mujer- isla, la diosa enojada que a pesar de ser diosa enloquece por que le roban el corazón y aún así perdona. El papel de contención del padre y la soberbia del semidiós, son muy interesantes; además el fondo de retornar a ser viajeros es muy emocionante. Gracias ¡¡¡

Deja un comentario