zoombies navideños

Nos encontramos a finales de noviembre y ya se siente como todo lo navideño esta tomando fuerza , algunas casas ya están adornadas , las menos, pero otras aún tienen la decoración de Halloween y/o “Día de Muertos”.  Podríamos ver este periodo como una transición entre la muerte hacia la vida, ligera unión que retrató Tim Burton  en su película de “the nightmare Before Chrismas” o “el extraño mundo de Jack” como se titulo en hispano américa.

El “Día de muertos” es una fiesta mexicana en donde las almas de nuestros difuntos regresaran de su lugar de descanso eterno, para  visitar y  convivir con sus seres queridos por un día,  luego regresan de nuevo a su descanso hasta el siguiente año. Todo esto sucede entre el día 1 y 2 de noviembre.

Por su parte Halloween es una fiesta Irlandesa o del norte de Francia en donde  se celebraba el final de la cosecha, es decir el inicio de un periodo de reposo para la tierra hasta la llegada de la primavera. Se pensaba que era un momento donde el limite entre vivo y lo muerto desaparecía, en donde los espíritus podían entrar al mundo de los vivos y llevárselos. Para evitar eso dejaban pequeñas ofrendas en las puertas de las casas.

Esta dualidad de muerte-vida o vida-muerte es quizá mas importante de lo que reconocemos.  La teoría de pulsión de vida / Eros y la pulsión de muerte /thanatos desarrollada por Freud (1856-1939) intenta dar explicación de la dualidad. La pulsión de vida la llamo libido, palabra de origen latino que quiere decir “yo deseo fervientemente”.  Esta energía de vida nos lleva a satisfacer necesidades primeramente biológicas  y después psíquicas para poder vivir o estar mejor y obtener placer.

En contra parte se encuentra la pulsión de muerte o Thanatos. Si siguiéramos con la lógica de que eros esta destinada generar vida entonces de manera simplista podríamos decir que Thanatos va dirigida a producir muerte, sin embargo eso no es del todo correcto, esta pulsión va destinada a producir una baja de nuestros deseos y necesidades que en ocasiones es una solución alternativa  para no llegar a la muerte.

leon

Imaginemos un programa de National Geographic en donde podemos ver como dos grandes leones luchan por el ser el nuevo líder, ambos se atacan con zarpazos  y mordidas hasta que uno vence al otro, generalmente el documental continua con el animal ganador y pocas veces vemos lo que sucede con el vencido.

Si lo siguiéramos veríamos a un animal que busca un lugar solitario, probablemente una cueva en donde pasar un periodo  y curar sus heridas;  en este lugar el animal podrá descansar y bajar su actividad a lo mínimo. Coloquial mente decimos “Esta como muerto” y es aquí donde entra en juego la pulsión de muerte, esta se encargara de bajar las exigencias de las necesidades vitales a su mínima expresión. Pero pasado el tiempo, cuando se recuperan las fuerzas,  Eros exige nuevamente la acción y eso lo lleva a movilizarse de nuevo.

adicto-al-trabajo Con todo esto lo que trato de señalar, es que durante nuestra vida es normal que tengamos etapas donde seamos muy productivos, mientras que en otros momentos sintamos que necesitamos refugiarnos en nuestra cueva para después continuar.

Seguramente podrás recordar casos en donde no se libra una sola batalla, sino una serie de luchas una tras otra, en donde combates con fiereza hasta llegar el momento en que ya no tengas fuerza para seguir haciéndolo, que te sientas tan fatigado para enfrentarte de nuevo o incluso para poder celebrar el último triunfo.

En ocasiones,  las largas luchas que libramos en nuestra vida nos hacen caer  en  baches  y al no saber como liberarnos podemos entrar en un modo de “hibernación ” o “stand by”, como los aparatos eléctricos que tienen una lucesita muy molesta que ni están prendidos o apagados, en donde solo están gastan la mínima energía. Otro ejemplo serian los Zombis, que andan por el mundo caminando sin descanso y que no disfrutan.

En este momento en que se aproxima el fin de año, en donde baja la productividad y la gentes luce mas relajada,  recordemos que es un periodo regido por Tanatos, que nos sirve para recuperar fuerzas.  Posteriormente llegará el momento de Eros, en donde nos enfrentaremos a los nuevos retos de nuestra vida.

zombie-navideño

Te invito a que nos seas un zombie navideño, o peor que eso, un zombie todo el año. Incluso peor aún, un zombie el resto de tu vida, sin ningún propósito mas que el de comer “algo” para aparentar que estas vivo.

 

Analizabilidad

Dos Sujetos que se Abstraen del mundo Sensible

Psic. Berenice Maldonado Corral

La mente humana está posibilitada para pensar sólo en  tres dimensiones, es decir, que tiene la incapacidad estructural para pensar sobre otros planos, por lo tanto es imperceptible lo que pueda existir ahí; pero son analizables por medio de instrumentos teóricos e ideas creativas.

Leonard Susskind

 

(Articulo técnico).

Etchegoyen nos muestra una parte del vasto caleidoscopio teórico del Psicoanálisis; con la oportunidad de girar y observar otras configuraciones; inicia el apartado de Analizabilidad con “la estreches de las indicaciones del tratamiento psicológico”, en él  se enmarcan los límites de la analizabilidad en general, establecidos por la doctora Elizabelth R. Zetzel; donde se plantean requisitos indispensables para ser analizado, en una virtud de perfil del paciente. Se pueden dar diversas lecturas a este constructo; una clasificación para discriminar o una clasificación para comprender en la práctica. Son las “líneas” del pensamiento propias de la  construcción teórica, que se especializan en una “sección” del individuo,  aportando nuevos horizontes; pero también pueden estrechar la práctica misma, dependiendo de nuestra interpretación.

He aquí una sesgada implicación. Aparentemente el analista nada tiene que ver con la incapacidad del sujeto para ser analizado; pero precisamente es el analista el que define esa imposibilidad. Podría ser una cuestión simple si se presenta como un soporte teórico distinto; pero si se establece como una condición de la práctica; limita al propio analista y no al paciente.

En el  devenir laboral lo he percatado. Conversando con un compañero docente, me compartía su preocupación por la motivación de los alumnos, obstruida por sus problemas emocionales y su “construcción identitaria negativa”, mi respuesta fue;  como docente eso no me concierne, mi labor esta en dirigir acciones a partir de sus necesidades educativas y no de sus necesidades emociones; eso le corresponde a mí ser Psicóloga. Aunque hay “líneas de formación” distintas pero no ajenas; en la práctica actúan y se involucran para el bien de todos.

psicologia

Retomando la lectura, Etchegoyen nos enuncia algunos de los pilares del acto analítico, a través de la exposición teórica de los expertos; la alianza, la transferencia; la teoría y la práctica. El siguiente constructo es la “Accesibilidad” al yo necesitado del paciente y su relación del analista con un yo pseudocolaborador, que expone Betty Joseph, y especifica, la accesibilidad “sólo puede establecerse en la marcha misma del análisis”. Ya no se trata de  categorías o grupos, sino de la acción del analista, en la acción del analizado, un acto de dos. Aquí aparece la contratransferencia,  este sentir del analista y que proviene desde el paciente; el que reconoce el analista y que no ha elaborado el paciente; que implica el descenso con el paciente en la transferencia al Tártaro. El analista está listo para acompañar al paciente en  esta batalla, porque él mismo ya la ha librado.

pareja-300x175Un acto de dos; podemos pensar en una especie de pareja, “la pareja psicoanalítica”, pero así como lo expone Etchegoyen tiene más limitantes, que aportaciones al psicoanálisis. Se trata de una suerte de compatibilidad de personalidad, un estado a priori del acto psicoanalítico, y por ende, el analista no puede hacer nada al respecto a tal hecho; anula la posibilidad de ser  el analista, antes de saber del paciente sino es favorable la compatibilidad y da una especie de “premonición” favorable si es buena.

Como se menciona en un principio, estos constructos pueden retomarse para enriquecer la acción del analista, cada  instrumento teórico elaborado por los especialista, es la luz para percibir algo que estaba ahí, pero que no lo habíamos captado porque no se había hablado.  Todo lo anterior se siente, se ve,  y se resuelve en el análisis y no antes; si un analista “escoge”  a su paciente por suposiciones, entonces eso no es análisis, es un problema de inconscientes. En este punto se aplica, lo que el cliente pida, porque el paciente sí tiene el derecho a elegir, con la ineludible  labor, por parte del analista, de trabajar con esta fantasía.

Qué es lo que se define de lo expuesto; la técnica, lo teórico y la praxis es una triada indisoluble. La relación entre el analizado y el analista es una relación transferencial y contratransferencial entretejida con interpretaciones;  una trama de vínculos con el paciente y  un crisol estructurado de teoría y análisis, el analista, en una relación diádica.

Ante el paciente, el analista es un crisol donde deposita todo por la ansiedad del vacío. El analista se sabe, y debe saberse, como el acompañante al retorno a la cueva, donde las percepciones de los objetos eran bidimensionales, de dos, de uno ruidos y sombras; el mundo de los impulsos, de las fantasías, de los sentimientos impropios; el Tártaro donde son desterrados los titanes. En el analista no debe existir resistencia inconsciente, para poder sustraerse de este mundo socialmente construido, para abandonar el mundo sensible, “manteniendo un ojo al ser y otro a sí mismo”.  El analista es atajado por las resistencias del paciente o los modos aprehendidos de la ley para tratar los deseos, las fantasías y “hechos” psicológicos incómodos; con vergüenza, con culpa o temor.

consultorio-202x300En este acto aparentemente diádico aparece el tercero que cumple con su función de mediador, el que protege a ambos actores del campo analítico; los fundamentos de la técnica psicoanalítica; alimentos intelectuales de padres y madres del psicoanálisis. Y como es bien sabido “los principios básicos de la técnica analítica derivan de la naturaleza misma de las perturbaciones y de los conflictos psicológicos”; praxis y teoría íntimamente realizadas donde los vínculos son sentidos y actuados por el paciente; vividos, captados y analizados por el analista. El Psicoanálisis es  el  saber, hacer el saber y saber hacer.

Bibliografía

Etchegoyen, Horacio (2009), “Analizabilidad”, en: Los fundamentos de la técnica psicoanalítica, Buenos Aires, Amorrortu editores, pp. 53-65.

Racker, Heinrich  (1996), “Introducción a la técnica psicoanalítica”, en: Estudios sobre técnica psicoanalítica, Buenos Aires, Paidós, pp. 15-40.

50 sombras de Grey, un mirada psicoanalítica

 L. James es el seudónimo de Erika Leonard, una mujer nacida en 1963 que escribió a la conocida novela de 50 sombras de Grey, catalogada por muchos como novela erótica, cuya trilogía se ha convertido en un fenómeno que la llevó a ser un best seller en varios países.

Creo que ya es sabido por muchos, cómo se originó  la escritura de esta novela; sin embargo haré un resumen para quienes lo desconozcan.

Erika  Leonard era fanática de la serie  Crepúsculo, una historia de amor entre un vampiro adolescente y Bella, una chica mortal. Debido a sus diferencias, Edward tiene que proteger a su amada de los peligros que la acechan por querer tenerla cerca. Esta novela se encuentra llena de tensión sexual, misma que  nunca se desarrolla.

Existe una subcultura literaria en línea,  llamada “fan fiction, que consiste en que los seguidores de alguna serie o libro pueden escribir historias alternas a lo que ocurre en las historia original.  Erika Leonard comienza a incursionar  en este género y escribe sobre los personajes de Crepúsculo, bajo el seudónimo de Snowqueen’sIcedragon, pero en esta ocasión, la autora sí desarrolla el tema sexual. Pasó muy poco tiempo para que sus escritos tuvieran seguidores, por lo que decide sacarlos de esa página y subirlos a una propia ;  les cambia los nombres y ahí termina de cristalizar su primera novela en el año de 2011.

Es interesante la edad a la que la autora termina esta novela, 48 años, tiempo en el que  uno de los retos de la vida gira alrededor de elaborar el duelo  por la juventud y la sexualidad que empieza a declinar. Mabel Burin  (2008), en su libro “Intersubjetividad femenina” , apunta que la etapa de la edad madura empieza alrededor de los 35 y termina a los 50 años de edad. Me parece que esto explica el porqué  es precisamente este grupo de edad de lectores, el que, según se dice, se interesa por esta novela.

Menciona también que en esta etapa, las mujeres se encuentran nuevamente con las mismas preguntas que se hacen cuando son jóvenes, “¿a dónde voy? , ¿quién soy’”; en este momento , dice Burin,  que la crisis puede vivirse de dos formas, como depresión o como transformación creativa para elaborar el duelo.

Otra característica de la novela es que Leonard escoge a una mujer joven como protagonista y no una mujer de edad madura.

La trama gira en torno a una pareja formada por Cristian Grey, un poderoso empresario y Anastasia Steele, una joven mujer recién egresada de la universidad,diez años menor que éste. Estos personajes desarrollan una relación con tintes sádo – masoquistas, que, al parecer,  es lo que más ha llamado la atención del público, al mismo tiempo que ha traído múltiples controversias; se han publicado libros que están dedicados a que las personas no lean la trilogía, logrando como casi siempre sucede,  el efecto contrario.

En este trabajo no hablaré de lo que significa el sado-masoquismo, lo que quiero explorar es el motivo por el cual han tenido tanto éxito estas novelas. ¿Qué espacio dentro de la sociedad se ha quedado sin cubrir, o qué partes de las fantasías ha logrado gratificar, para que este relato haya tenido cabida, además de tan buena recepción entre muchos lectores?

En la actualidad las mujeres han tenido que salir al ámbito laboral logrando, cada vez más, un desarrollo fuera de casa, llegando a considerarse esto como algo normal y esperado. En la revista del Instituto de Opinión Públicas de Perú, (febrero 2013), se revela como para el 91.7 de las personas encuestadas, consideran que la mujer “debería”  contribuir a la economía familiar, pero a su vez esa misma encuesta menciona que el 61% de los encuestados creen que la vida familiar se lesiona si la mujer tiene un empleo de tiempo completo.

Otros datos importantes de dicha encuesta muestran que las mujeres consideran que la edad ideal para casarse es entre los veinticinco a los veintinueve años de edad, pero que cada vez son más las mujeres que consideran casarse un poco más tarde, entre los treinta y treinta y cinco años. En caso de que existan hijos, lo ideal es que las mujeres trabajen medio tiempo y sólo el uno por ciento de los encuestados consideraron correcto que una mujer trabaje tiempo completo y el varón medio tiempo,  para que se haga cargo de los hijos.

Los datos antes mencionados nos pueden servir como  un referente, que nos muestra una serie de contradicciones, ¿Cómo es posible conciliar la idea de aportar económicamente al hogar, sin que eso traiga como consecuencia cambios en la dinámica familiar, algunos de los cuales, pueden incluso llegar a lesionar a la familia?. También se puede observar, como se mencionó antes,  que muchas mujeres desean formar un hogar, pero retrasan la edad para casarse con el objeto de  lograr un mayor desarrollo laboral. Esto último sucede porque  no ven fácilmente viable que esos dos proyectos,- el profesional y el familiar-, puedan conciliarse.

Lo antes mencionado nos lleva a hacer consciente un fenómeno que tiene mucho tiempo existiendo: la doble y triple jornada de trabajo. Se le conoce así al hecho de que una mujer labore una primera jornada fuera de su casa, llegue a su casa y se dedique a cuidar sus hijos y esposo o bien  a algún miembro de la familia que se encuentre enfermo.

 Como empleamos nuestro tiempo.

En la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo 2002 (INEGI, México), se aprecia como son las mujeres las principales cuidadoras de los miembros de la familia , menores de 14 años y enfermos. Estas tareas las desarrollan fuera de su horario laboral remunerado, haciendo que este sector de la población cumpla con dicha doble y hasta triple jornada de trabajo.

jornada-300x273

Este fenómeno lo podemos encontrar repetidamente en otros países, podemos imaginar sin mucho esfuerzo lo que se necesita para poder cumplir a cabalidad todas las tareas emprendidas.“Quino”, el excelente caricaturista, muestra en su muy crítico estilo un cartón en donde se ve a una mujer en una oficina detrás de un escritorio y sobre éste una serie de vegetales. La mujer luce estresada cortando la verdura, mientras todos los compañeros la miran atónitos y un hombre frente a ella, -al parecer su jefe-, la mira molesto. Percatándose de ello, la mujer exclama emulando su tono de reclamo: “  ¡ah!, claro, ahora, ¡¿qué haces Gonzales???!!!!, ¡¿qué haces Gonzales?!… pero todas las veces que Gonzales, la estúpida Gonzales, la estúpida que se llevó el trabajo de la oficina a la casa, nadie viene a preguntarle, ¡que hace Gonzales!?

gonzalez-229x300

Empoderar

Diferentes programas se han destinado a hacer que las mujeres fortalezcan sus capacidades, su forma de ver  y manejar la vida y de tomar un papel más activo en la sociedad para provocar un cambio; a esto se le conoce como empoderamiento

Rowlands (1997) señala tres dimensiones del empoderamiento:

  1. La personal, como desarrollo del sentido del yo, de la confianza y la capacidad individual;
  2. La de las relaciones próximas, como capacidad de negociar e influir en la naturaleza de las relaciones y las decisiones, y
  3. La colectiva, como participación en las estructuras políticas y acción colectiva basada en la cooperación

Empoderar significa darles poder de decisión a grupos vulnerables, en este caso a las mujeres, no se trata de que sientan que son superiores a otros grupos, solo que están al mismo nivel y que puedan ejercer sus derechos y tomar decisiones que a ellas les convenga, además de eliminar arquetipos culturales de sumisión y obediencia.

Si existen este tipo de movimientos para que la mujer sea “liberada” ¿por qué entonces estos relatos han tenido tanto éxito en grupos de mujeres de 30 a 40 años de edad?, que es el público que supuestamente lo lee.

Erika Leonard, autora del libro que nos ocupa, ha mencionado que su novela 50 sombras de Grey es el resultado de su” crisis de la mediana edad” y que en ésta se encuentran plasmadas sus fantasías. Veamos entonces sus fantasías.

Sigmund Freud (1907) en “El poeta y los sueños diurnos”, menciona que los impulsos instintivos insatisfechos son las fuerzas impulsoras de la fantasía y éstas son  a su vez la satisfacción de las pulsiones. En el mismo artículo dice también que la mujer no ambiciona poder, lo que ella quiere es el amor del otro, lo cual considero, hoy día, como una generalización  ya no  del todo válida.

Es cierto que en el rol de género tradicional predomina la función materna sobre el empoderamiento social, pero en la actualidad, como ya lo señalamos en los estudios antes presentados, la cultura ha impuesto poner mas énfasis en la productividad laboral y social, que en la maternidad y crianza.

En el capítulo 7, Grey le muestra a Anastasia, la protagonista, su “contrato de sumisión”, y una serie de normas que deben cumplirse. Por cuestión de tiempo sólo haré mención de las normas.

APENDICE I

Normas de 50 sombras de Grey.

  1. La sumisa garantizará que duerme como mínimo ocho horas diarias cuando no esté el Amo.
  2. Para cuidar su salud y bienestar, la Sumisa comerá frecuentemente los alimentos incluidos en una lista.. la Sumisa no comerá entre horas, a excepción de fruta.
  3. Durante la vigencia del contrato, la Sumisa solo llevará ropa que el Amo haya aprobado. El Amo ofrecerá a la Sumisa un presupuesto para ropa, que la Sumisa debe utilizar. El Amo acompañara a la Sumisa a comprar ropa cuando sea necesario. Si el Amo así lo exige, mientras el contrato esté vigente la Sumisa se pondrá los adornos que le exija el Amo, en su presencia o en cualquier otro momento que el Amo considere oportuno.
  4. El Amo proporcionará a la Sumisa un entrenador personal cuatro veces por la semana, en sesiones de una hora, a horas convenidas por el entrenador personal y la Sumisa. El entrenador personal informará al Amo de los avances de la Sumisa.
  5. La Sumisa estará limpia y depilada en todo momento. La Sumisa irá a un salón de belleza elegido por el Amo cuando éste lo decida y se someterá a cualquier tratamiento que el Amo considere oportuno. El Amo correrá con todos los gastos.
  6. La Sumisa no beberá en exceso, ni fumará, ni tomará sustancias psicotrópicas, ni correrá riesgos innecesarios.
  7. La sumisa solo mantendrá relaciones sexuales con el Amo. La Sumisa se comportará en todo momento con respeto y humildad. Debe comprender que su conducta influye directamente en la del Amo. Será responsable de cualquier fechoría, maldad y mala conducta que lleve a cabo cuando el Amo no esté presente.

Al terminar de leer estas normas, de entrada podríamos esperar 2 reacciones aparentemente opuestas. Más de una mujer del grupo que lee estas novelas  podría  decir “¿Dónde firmo?”, pues si la leemos detenidamente, estas reglas tienen un carácter más de cuidado paternal que de una relación de pareja sexual.

En el fondo, una de las fantasías de las mujeres que se identifican con estas novelas podría ser  el deseo de ser cuidadas por una figura paterna grandiosa, idealizada, es decir, el padre de la etapa edípica. Anhelar  a un hombre  que las domine y someta para que éstas puedan ejercer su sexualidad sin culpa, ya que si no es una decisión  que ellas toman, tampoco existe una responsabilidad por ello.

Esta podría ser una explicación del por qué cuesta tanto trabajo empoderar a algunas mujeres para que asuman sus propios deseos y tomen sus propias decisiones; es más fácil obedecer a responsabilizarse, y en un extremo, culpar  a un “otro” de su situación.

Podríamos seguir por la línea edipica, pero analicemos un poco más la sexualidad propuesta por el protagonista. Esta es de mandato y sumisión , por lo que Anastasia tendría que acatar lo que el Amo le dice; no obstante,  a lo largo de la novela vemos como ella se rebela, no con la finalidad de empoderarse y tomar las decisiones que más le convengan, sino como un mero acto de rebeldía  frente al sometimiento, así como para tratar de dominar a su opresor, en un juego de poderes que nos recuerda a los rasgos que caracterizan a una personalidad obsesiva.

Una vez mencionado lo anterior, vemos a Anastasia como una mujer fijada al final de la etapa anal y al principio de la etapa edípica, es decir que no ha podido resolver el edipo, por eso la necesidad de que este “dios”, que es como lo llama, la posea  y la obligue a disfrutar; podríamos también entonces pensar que muchas mujeres que leen y se identifican con la novela desean que el mandato del padre edipico sea desarrollar su feminidad y todo lo que ello trae consigo, sin cuestionarse.

Cada vez más, las  mujeres salen de casa para entrar al mercado laboral externo, en muchos casos por necesidad, obligación y en otros por un genuino deseo de crecer en ese campo de su identidad; pero como nos muestra el estudio de Perú, en caso de tener familia sólo conservan medio turno no importando su capacidad, además de mantener las labores que ya antes realizaban, el cuidado de los demás miembros de la familia y de la casa.

Esto es una tarea bastante pesada, pero ¿por qué es que estas mujeres lo asumen? ¿Acaso es el varón quien las obliga?. Burín ( año) menciona en “Mujeres, salud mental y género”, que la necesidad de ser “aceptada y valorada” es el principal motivo para conservar un privilegiado lugar, ser importante e imprescindible, es decir tener el poder, si ella falta ya no se puede hacer nada y parece que están decididas a no soltarlo. Como ejemplo de lo anterior, podemos ver cómo este tipo de mujeres devalúa el trabajo doméstico que realizan los varones en casa, por miedo a que ellos lo realicen  igual  o mejor que ellas y pierdan la hegemonía en el hogar.

Tratando de contestar la pregunta planteada al principio del trabajo de ¿por qué este libro ha tenido tanto éxito y que espacio es el que ha cubierto?

Me parece que con la trilogía de 50 sombras de Grey, las lectoras se permiten explorar la fantasía de convertirse en diosas poderosas, sexuales y tener bajo su poder a un hombre, pero protegidas bajo el manto de Anastasia, todo se puede llevar a cabo dentro de las páginas sin temor a actuarlo, sin que se salgan de control. Es algo similar a lo que ocurre en una sesión analítica,  en la que se permite hablar de fantasías dentro de un encuadre que protege; la gran diferencia es que el libro es una herramienta perfecta para gratificar, mediante la identificación con el autor, no sólo las propias fantasías o ficciones, sino también para evitar resolver lo que en el proceso analítico se busca,  logrando así acceder a la resolución de los conflictos y consiguiendo el empoderamiento del que tanto se habla.

Quizá es por esto que al finalizar el tercer tomo las lectoras se dividan en dos grupos, aquellas que están de acuerdo con el final, donde Anastasia domina a Grey logrando que este dios se enamore de ella y el otro grupo que parece muy molesto con la protagonista, ya que sienten que las traicionó y no les mostró el camino de la libertad.

Quiero cerrar este trabajo con dos reflexiones:

La primera de ellas refleja lo que ya se ha dicho antes: parece que las mujeres queremos ser libres,  pero algunas piden a un hombre que sea quien las libere y  asuma las consecuencias de dicha liberación, pues si fracasan o no el responsable será otro y no ellas. Otras más interpretan la equidad como un arrebatado juego de poderes entre el mandato y la sumisión y las menos, han ido pudiendo asumir poco a poco su identidad de género con la fuerza interna para hacer frente a los mandatos, así como a los obstáculos que la cultura actual impone.

Para concluir,  no quisiera pasar por alto, que, en todo esto que planteo falta la mirada de los varones, de allí que cierre el presente trabajo con las siguientes preguntas: ¿Así como las mujeres han salido al universo laboral , es que  los hombres deberían entrar y permanecer en el ámbito del hogar para cubrir los huecos que quedan libres? y ¿cómo afectará esto la estructura familiar y las jerarquías dentro de las familias ?, ¿será que algún día no muy remoto se dejará de apelar a la Ley del Nombre del Padre?

2015 Mi mejor año (Audio Radio Centro 10.30 AM)

¿Cuáles son los retos que cumpliste en el año que se va, y cuáles son los nuevos retos que te propondrás?

Programa: Con Ganas de vivir con Bernando Osorio

RadioCentro 10.30 AM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como lidiar con los Grinch (Audio Radio Centro 1030)

Programa: CON GANAS DE VIVIR  (Radio Centro 1030)

¿Disfrutas las fiestas? ¿Sobre todo la navidad? ¿Conoces algún Grinch? ¿Por qué se comportan así?  Si quieres saber más de este tema te invito a que escuches este podcast:

 

Princesas de la vida real

Después de este largometraje de la compañía Disney empieza su franquicia de princesas   las que incluyen:

  1. Blanca Nieves,
  2. Cenicienta,
  3. Aurora,
  4. Ariel,
  5. Bella,
  6. Jasmín,
  7. Pocahontas,
  8. Mulán,
  9. Tiana,
  10. Rapunzel,
  11. Mérida,
  12. Anna y Elsa.

Algunas observaciones que se pueden hacer acerca de estas princesas son:

La única princesa que llego a convertirse en reina fue Elsa,

Mérida es la primera princesa que no busca el amor verdadero y la única que tiene a su madre viva, con la que se enfrenta de manera directa y no disfrazada por medio de una madrasta.

Pocahontas es la primera princesa que es atlética.

Bella es la única princesa con un cierto grado de estudios.

Si vemos estas variaciones podríamos darnos cuenta como han ido evolucionando las princesas que va a la par de la evolución de las mujeres. O viceversa.

 

Si te interesa más del tema te invito a que escuches este podcast.

la importancia del padre para fortalecer el desarrollo del niño

El papel del padre como favorecedor en la separación de la diada madre hijo.

“….Y entonces, alrededor del castillo empezó a crecer un muro de zarzas; y creció y creció, cada año un poco más, hasta que cubrió todo el castillo y no se veía ni la bandera en lo alto de la torre más alta.Y aquellas zarzas daban rositas silvestres, y por todo el país se contaba la historia de la hermosa hija del rey, que estaba dormida con sus padres y toda su corte en un castillo escondido entre zarzas. De vez en cuando, llegaba a aquella tierra algún príncipe que quería pasar entre las zarzas para ver el castillo encantado; pero las zarzas enredaban al que se acercaba, y ya no lo soltaban más.”

Creo que todos reconocen el fragmento del cuento de “La bella durmiente” recopilado por los hermanos Grimm a mediados del siglo XVIII, en el trabajo que a continuación presento veremos la vigencia de este cuento.

En los primeros años de la vida del ser humano se presenta una identificación femenina con la madre sin importar el  sexo del niño, posteriormente continua la etapa de separación-individuación, descrita por varios autores, entre ellos Greenson (1995)  que plateó la necesidad que experimenta el niño varón para des-identificarse de su madre y adquirir la identidad masculina. Esta etapa se da en promedio al año de vida. El niño empieza a movilizarse y despegarse de la madre, si la madre no se encuentra preparada es posible que no permita esta separación.  El chico ansia crecer y valerse por si mismo así como también desea ser cuidado y protegido. Autores como Benjamín (1996) y Volnovich (1999) opinan que si el padre no interviene probablemente los niños y sus madres permanecerán in-diferenciados por un periodo de tiempo mayor, favoreciendo síntomas conflictivos y no adaptativos.

Es aquí donde el papel del padre toma mayor importancia. Lacan (1970), escribió en su texto llamado “transformaciones del inconsciente” el concepto del “padre imaginario”, dijo que este padre es visto como un fantasma creado sobre la base de los deseos y defensas del infante, se encuentra revestido de características amenazadoras que entran en acción durante el periodo Edipico, para separar la díada madre-hijo y, es en este momento, donde se hace real la figura del  padre terrible.

Irene Meler (2000) habla de la figura del padre legislador, es aquel que dicta las leyes en su reino y separa por decreto al hijo de la madre por la incompatibilidad de la maternidad y la sexualidad.

A continuación ejemplificaré las dificultades que se presentan en un caso en el que un padre no fue capaz de intervenir de forma adecuada en su función como separador de la díada madre e hijo, favoreciendo que la madre permaneciera unida y dificultando el crecimiento del hijo.

Memín, un niño de 4 años, llegó a consulta remitido por su maestra de kinder uno, debido a que era la segunda ocasión en que mojaba sus pantalones. Cuando a la madre se le solicita que lo lleve a terapia, ella no se opone en absoluto, solo comenta “es lo que estaba esperando, si no sucedía hoy tendría que ser más adelante”.

Por problemas entre la pareja, el esposo le impidió que ella viera a su hijo desde la edad de un año y medio, y permaneció esta condición hasta los 3 años de edad del niño, durante este tiempo estuvo bajo el cuidado de Sofía una ex-novia del padre, quien lo visitaba una vez a la semana. Memín permaneció ahí sin poder salir en absoluto, ni siquiera a la cochera, mientras tanto la madre desesperada hizo múltiples intentos por recuperarlo pero todos fueron infructuosos.

Tiempo después, tras negociaciones entre los cónyuges, estos “decidieron” volver a juntarse por el bienestar del niño.

A partir de este momento se impuso la forma en que la madre nombra a su hijo, con el diminutivo “Memín”. A Memín se le acentuaron características obsesivas en la limpieza y aprendió a coordinar perfectamente los colores de su ropa, desde la gorra hasta sus zapatos, dando un aspecto en ocasiones un poco afeminado.

En el kinder Memín empezó a jugar con niños más pequeños y a hablar como bebé. En casa tomaba mamila, se chupaba el dedo, les tenía miedo a las arañas y dormía en su cuna la cual era envuelta con una sábana, además de  siempre urgir por su “cobijita de pelusas”.

Cuando la madre lo recupera, lo sobre compensa para protegerlo conformando una fuerte tendencia a la fusión con su hijo, porque se convierte en realidad la amenaza de aniquilación hacia su hijo en la figura del padre. Memín fue acogido en una cuna. Cubierto por una sábana-zarza para protegerlo de los peligros existentes en el medio ambiente y haciendo que el padre se alejara todavía más de esta relación.

Memín llegó a consulta sin mostrarse angustiado. Su mamá ya le había explicado que iba a ver una “doctora” que cura sin medicina, tiempo después él me bautizo como “la doctora de la magia”  cuando la madre le cuestiono el nombre, Memín indico  que era por que yo curaba con palabras, (hada madrina).

En la primera sesión miró por la ventana como buscando algo y dijo “en ese cerro vive pinché Sofía”. “¿Tu y mi mamita se juntaran para ir a darle de patadas?”  Al cuestionarle sobre esta etapa de su vida, él relató una historia en donde había “tenido” que ir a vivir con pinché Sofía y la chamaca (la hija de Sofía), por que como le dijo su padre su mamita tenia que terminar de construir la casa en donde ahora viven.

Memín es un niño muy listo, fantasea como un acto libidinal para explicar el por que no estuvo con su madre, indicando que su mamita estaba construyendo una casa-castillo donde vivir, acto que él repite mediante el juego y comprueba que tan frágiles son.

Mediante entrevistas por separado con los padres, el papá mencionó que se encontraba muy a arrepentido y que no quería que habláramos durante las sesiones de cuando su hijo vivía con Sofía, él no creía que fuera necesaria la terapia y que los pantalones mojados se debían a que su hijo no sabia desabrocharse el botón. Reclamo inconsciente de que la madre no le enseñaba a ser suficientemente hombre.

La madre me advirtió que tuviera cuidado en creerle al padre, pues era muy hábil para ganarse a la gente y que debido a su profesión él creía tener muchos enemigos. La madre opinaba que todos los malestares de su hijo se debían a la separación que el padre impuso.

En sus primeras sesiones Memín, quien no tenía ninguna dificultad en el lenguaje, jugaba con una princesa de plástico y legos. Expresaba que “nenecesitaba” hacer escaleras para poder alcanzar a la princesa y que yo le ayudara. Cuando terminaba una escalera él decía “está bien pero nenecesita ser más alta”, esto continuó por un mes. Posteriormente empezó a construir casas que golpeaba alrededor para ver si resistían, todas se caían.

Cuando la madre recupera a su hijo ambos tratan de compensar de manera inconsciente el tiempo perdido, Memín se comporta como un bebé, se chupa el dedo juega y habla como un niño mas pequeño, utiliza la palabra “nenecesitar”, “nene necesita”, como símbolo de ser el bebé que mamá necesitaba.

Un día Memín me dijo que él continuaba tomando mamila por que sus papás no se las quitaban. Al preguntarle quien le daba de tomar en mamila, él contesto “mamita”, “por que cuando está mi papá no las tomo, sólo me chupo el dedo para dormir”. Al salir de la sesión corrió a abrazar a su mamá y le grito “mamita tírame las mamilas”. El padre levanto la mano en señal de triunfo, como para que “la chocaran”. Pero esto no fue posible por que la madre no lo soltó, le dijo “pero hijito ese no es el problema, yo te las puedo tirar, pero es que tú no tomas leche si no es en mamila”. Memín dijo “si la voy a tomar”, la madre le contestó “bueno pero en vaso de popote”.

Posteriormente la madre me informo que Memín ya tomaba la leche en vaso “aunque fuera con pipeta”.

Durante una sesión Memín se puso a ver que había debajo de la ropa de los muñecos. Me preguntó que porque un muñeco tenía cabello largo si era hombre. Mi respuesta fue que el cabello largo en ocasiones lo usan también los niños, pero que la diferencia entre niños y niñas era otra. Memín dijo “si ya lo se, el pene y la vagina”. Es ahí en donde me informó que su mamita tenía vagina y que él se la veía siempre que se bañaban juntos, la mamá no lo dejaba que se bañara sólo, pocas veces se había bañado con papá. Al preguntarle a la madre, ella confirmó lo expresado por el niño, explicándome que no podía dejar que el niño se bañara sólo porque era muy pequeño. Como un logro a su autonomía, tiempo después Memín empezó a bañarse sin su madre.

El miedo que Memín en un principio experimentaba por las arañas, fue sustituido por miedo a las antenas de las mariposas y luego por los aguijones de las abejas.

Recientemente Memín ha expresado el querer cambiar su cuna por una litera, que compartiría con su medio hermano mayor (de 16 años).

Bruno Bettelheim (2007) enfatiza la necesidad del periodo de pasividad aparente que es utilizado por el menor como proceso de maduración y preparativo para enfrentarse al mundo y sus peligros.

En las versiones de Perriot y de Grimm, la bella durmiente  (el bebé) es custodiado por una zarza de espinas, para proteger su inocencia, esta custodia está a cargo de la hada-madre, representada en la figura de un imponente dragón en la versión de Walt Disney,  esto es totalmente entendible debido a los sucesos ocurridos, la madre no lo hace por maldad, sino con la finalidad de mantenerlo a salvo de todos los peligros que significan crecer.

Hay que reconocer el esfuerzo consciente que han hecho ambos padres para que Memín se desarrolle y continué su madurez

“Y resulto que aquel día se cumplían los 100 años del sueño…y era el día en que tenía que despertar”,  el día que Memín entro a su análisis.

Bibliografía

Benjamín, J.: Los lazos del amor, Ed. Paidós, Buenos Aires, 1996.

Bettelheim Bruno. Psicoanálisis de los cuentos de hadas. Ed. Crítica, 8a edición. Buenos Aires, 2007.

Burin, M.: La hostilidad. En “Varones”. Burin. M. y Meler, I, capitulo 6. Ed. Paidós, Buenos Aires, 1990.

Edmée Maria. Cuentos de Grimm. Ed. Porrúa, México, 1969.

Greenson, Ralph (1995): “des-identificarse de la madre, su especial importancia para el niño varón”, Revista de la Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados, nº 21, Buenos Aires.

Lacan, J.: Las transformaciones del inconsciente, Ed. Nueva visión, Buenos Aires, 1970.

Meler, I.: Los padres. En “varones”. Burin. M. y Meler, I, capitulo 7. Ed Paidós, Buenos Aires, 1990.

Volnovich J. La inocente sexualidad de los varones y la sexualidad culpable de las niñas. En El niño del siglo. Ed. Lumen Humanitas. Buenos Aires, 1999.

Psicodinamia de la mujer que no encuentra pareja

¿Qué tan frecuente es vivir sin pareja?

La mayor proporción de mujeres sin pareja se da a muy temprana edad o muy avanzada edad; Menor de 24 o mayor de 60 años.

Vivir sin pareja

  • La menor proporción de mujeres sin pareja se da en el rango de edad de los 35 años.                                                                           A)   Pero sigue siendo muy alta 1 de cada 5 mujeres.
  • En el intervalo de 25 a 29 años la proporción de las mujeres sin pareja es de 1 de cada 3

¿Por qué una mujer no encuentra pareja?

  • ¿Escasean los hombres?
  • ¿escasean los hombres de calidad?
  • ¿Los hombres las prefieren jóvenes?
  • ¿Los hombres las prefieren dóciles?
  • ¿Las mujeres se vuelven más exigentes?

¿Qué hay más hombres o mujeres?

  • Según INEGI en el 2005
    • Nacen más niños que niñas. (102.8 H X 100 M)
    • Los hombres mueren en mayor proporción que las mujeres.
    • Las proporciones entre hombres y mujeres se igualan a partir de los 20 años.
    • En toda la población Mexicana hay 95 H por cada 100 M.

Mercado de esposos

  • Es verdad que las mujeres tienden a casarse  con hombres de  igual edad o mayores
    • Incluso 10 años más grande si ella tiene más de 30 años.
    • Entre más edad tenga ella, es más probable que escoja un hombre de mayor edad.
  • Es verdad que las mujeres tiendan a casarse con hombres de mayor educación.

Entre menos educación tenga el hombre tiende a buscar parejas más jóvenes, incluso hasta 10 años.

 

Es socialmente aceptado desear tener hijos.

  • Entre las mujeres de 15 y 29 años que aún no tienen hijos, el 91% sueña con tener hijos.
  • ¿Decaerá el anhelo?
  • En las mujeres con más de 30 años y aun sin hijos, el 58% sigue deseando a su primer hijo.
  • ¿Liberara presión social el tener un hijo? Las mujeres desean cumplir alguna etapa, si no se casan al menos podrían ser madres solteras.

Análisis

  • El promedio de estudio de la mujer es de 7.1 años.
    • Primer año de secundaria, se observa generalmente a partir de los 13 de edad.
  • El promedio de edad para formar una primera unión es a los 19 años.
    • Matrimonio o unión libre.
  • El promedio de edad para casarse es a los 22 años.
    • Matrimonio formal.
  • A los 23 años en promedio se tiene al primer hijo.
  • La mayor participación laboral de la mujer se encuentra a los 40 años.
    • Trabajo asalariado.

Caso de una mujer de 25

  • En promedio a nivel nacional una mujer que tiene 25 años, se esperaría que:
  • PRESION SOCIAL MUY ALTA.
    • ya hubiera dejado de estudiar.
    • ya hubiera experimentado una primera unión, (matrimonio o unión libre),
    • ya  tenga hijos,
    • y pudiese estar laborando.

 

Diferencias entre mujeres sin pareja VS con pareja

 SIN PAREJA

  • Nivel educativo.
  1. A)     Superior o mas
    –        53% no tiene pareja
  2. B)     Sin estudios
    –        28 % no tiene pareja
  1. A)     Trabajo extradomestico
    –        53% no tiene pareja
  2. B)     No trabajo extradomestico
    –        15% no tiene pareja

CON PAREJA

  • Nivel educativo.
  1. A)     Superior o mas
    –        47% si tiene pareja.
  2. B)     Sin estudios
    –        72% si tiene pareja
  • Laboral
  1. A)     Trabajo extradomestico
    –        47% si tiene pareja.
  2. B)     No trabajo extradomestico
    –        85% Si tiene pareja.

Las mujeres sin pareja tienden a ser más educadas y a tener empleo

 

Comentarios de mujeres sin pareja (el discurso cuando llegan a consulta)

  • “He pensado en tener un hijo para no estar sola”.
  • “Tuve otro ascenso en el trabajo, pero no consigo galán. Yo creo que el éxito los asusta. No puedo relacionarme con los hombres, ahora soy su jefa”.
  • “Es que ya no me gusta salir con mis amigas, porque de lo único que hablan es de sus viejos y de sus hijos”.
  • “¿Acaso yo soy muy exigente?”
  • “Mi novio me corto y yo creí que con el si me iba a casar”.
  • “Yo no sé qué tengo mal, yo no consigo pareja”.
  • “Me gustaría que los hombres me persiguieran a mí y no yo perseguirlos a ellos”.
  • “Me he mantenido virgen para conseguir un hombre y ni así lo logro”.
  • “No quiero que me vean desesperada”.
  • “¿Que tengo radar para escoger a los que no se van a fijar en mí?”
  • “Tuve un sueño. Soñé que estaba en un baile y todos los hombres escogían a otras mujeres para bailar menos a mí”.
  • “Desde que mi novio me corto, me cuesta trabajo dormir o me despierto a las 2 de la mañana”.

Mujeres que llegan a tratamiento

  • Pueden llegar con sentimiento de tristeza, desesperación, minusvalía, enojo, frustración.
  • Las redes sociales se van acortando. Aislamiento social.
  • Es más probable que ella se pague el tratamiento, dado que trabajan.
  • Se van volviendo más independientes.
  • Con un desarrollo mayor en otras áreas.
  • Toman decisiones sobre ella mismas.
  • Depresión.

 

Conclusiones

  • El incremento de la esperanza de vida hace incompatible el modelo en donde todas las actividades se conglomeran en los primeros 30 años de vida. Dejando un espacio de 47 años aun por vivir pero sin muchos retos sociales por cumplir. ¿Porque inhibir las aspiraciones si aún no se encuentra pareja antes de los 30 años?
  • Con el incremento del nivel educativo y la participación laboral (es decir su empoderamiento) se espera que aumente el lapso de vida y la proporción de mujeres sin pareja.
  • Evidentemente, con el desfase o incumplimiento de los roles sociales, la mujer sentirá una mayor presión social. Esto ocasionará mayor estrés y posiblemente depresión.

¿PAREJA O DEPENDIENTE? Revista GANAR SALUD

En la obra de teatro “Casa de muñecas” del escritor noruego Henrik Jhoan Ibsen, podemos ver cómo la protagonista, Nora es tratada por su esposo, Trovaldo Helder, como si fuera una hija, le procura sus caprichos y le fomenta la actitud alegre, dulce e inocente que ésta mantiene con él ; es como si tuviera una hija adulta.

¿Cuántas veces no hemos visto esta actitud en las parejas?

Vemos cómo hay que atienden en todo a su esposo, que no dejan que éste se meta en la cocina, ni que se dedique a los quehaceres de la casa. O, por lo contrario, el esposo que le dice a su esposa que no le cuenta sus problemas porque ella no los entendería.

Algunos podrían decir que lo que sucede es que la pareja se cuida mucho, pero ¿qué hay detrás de esta actitud llena de atenciones extremas?

Al hacer esto, estamos viendo a nuestra pareja como una persona con capacidades menores a las nuestras, incapaz de hacer o resolver situaciones al mismo nivel  que nosotros. Si nos ponemos a analizar esta actitud lo que encontraremos es una agresión  disfrazada de amor, es una forma de hacer sentir al  otro que es incapaz de efectuar ciertas cuestiones o tareas.

 Sin embargo, un niño no es una persona con capacidades menores que las nuestras, es sólo  una persona que todavía no las tiene del todo desarrolladas, por lo que al tratar a nuestra pareja como un niño, le damos el mensaje de que es inmaduro, pero a diferencia del niño que con el tiempo se irá desarrollando, el adulto nunca lo hará.

RAZONES

Al tratar al otro como ser inferior a nosotros, estamos agrediéndolo pero ¿por qué querríamos agredir a la persona que amamos?; Existen varias razones, todas inconscientes.

Una de ellas es cuando nosotros no nos sentimos seguros de nuestras capacidades; si permitimos que nuestra pareja participe y se inmiscuya en “nuestro terreno” quizá descubramos que él o ella tiene capacidades de entender y hasta resolver de mejor manera nuestros problemas. Y esto  nos llevará a que perdamos nuestro lugar seguro, el lugar donde uno sí es capaz.

Un ejemplo común es escuchar a una mujer decirle a un hombre que no se meta a la cocina, ya que si hace algo, ella terminará por hacerlo de nuevo, es decir, tú no eres capaz de hacer lo que yo hago. O el esposo que trata de llevar la economía familiar por si solo y si su pareja quiere aportar dinero a la casa, él le dice que su dinero es muy poco y que mejor se dedique a ella; el mensaje en este caso sería: tu dinero no vale igual que el mío.

En ambos casos vemos como una de las partes no deja que la otra se involucre, ya que si es así, perdería la hegemonía de su territorio y esto es lo que le da valía, una razón de ser. Y, precisamente es ahí donde entra en juego otro motivo por el cual se fomenta el tratar a la pareja como si fuera un hijo o hija.

Culturalmente durante años, nos han enseñado que el ser hombre implica ser alguien despreocupado por su aliño, con la suficiente fuerza física y/o económica para salvar a la pareja o familia de los problemas que pueda tener y, en definitiva, el que sale de la casa a casar el alimento, mientras que la mujer bonita, dulce y delicada se queda en casa cuidando a los hijos y cocina el alimento que el hombre trajo.

Estos roles son los que han dado la identidad de género durante muchos años. Pero, como todos sabemos, en estos momentos esto ya no es funcional así  y el sismo de roles nos obliga a considerar otros terrenos que,  en algún momento, estuvieron vetados para el sexo femenino.

Así, actualmente podemos ver los baños de los varones cambiadores de pañales o cómo una mujer se hace cargo económicamente de familias completas. Si nosotros insistimos en perpetuar las actitudes que nos fueron heredadas, el precio a pagar es muy alto, primero porque ya casi es imposible y segundo porque, al querer tener este terreno para nosotros solos, nos aísla y hasta anos implica doble carga de trabajo. Además, nos estamos cerrando a la oportunidad de vivir una relación deferente de la de nuestros padres, la cual podría ser más satisfactoria o menos pesada.

¿COMO ESCOGER PAREJA Y NO UN PADRE?

Para empezar, recomiendo que revisemos el o los motivos por los que escogimos a nuestra pareja. Cuando hablamos de parejas podríamos pensar que se trata de dos personas que han decidido estar juntas por diversas razones, por ejemplo, por tener aficiones semejantes, porque se sienten bien juntos, porque quieren un futuro similar etc.

Pero existen otras razones por las cuales se puede formar una pareja, por ejemplo, cuando ya no se tolera la relación con los padres o hermanos en casa, porque la economía no alcanza o porque es la única manera en la que se visualiza el logro de la independencia. Este tipo de razones nos llevan a escoger una pareja que pueda o quiera encargarse de nosotros.

Desde este momento podemos ver hacia dónde se dirige nuestra búsqueda. La primera nos trae consigo retos y logros que, a la larga, nos aportarán una satisfacción y crecimiento; la segunda, por otro lado, nos conducirá a una búsqueda de una segunda figura de autoridad (madre o padre), ante la cual no podremos explorar nuestras capacidades y éxitos propios, lo que a la larga, nos llevará a una inconformidad y un estado de molestia.

¿QUE HACER SI ESTAMOS EN ESTA SITUACIÓN?

El primer paso es poder detectarlo, ya que si no vemos el problema no podremos solucionarlo; el segundo paso es analizar cuáles son nuestros miedos y enfrentarlos, al hacerlo nos daremos cuenta de muchos de ellos son temores heredados o que, en realidad, no son tan grandes como creemos; finalmente, un tercer paso es explorar nuestras capacidades para poder desarrollarlas.

En caso de sentir que no podemos, recomiendo buscar apoyo a conocernos mejor y a sentirnos orgullos de nosotros mismos.