Rituales de Año nuevo

 Ya viene el fin de año, tienes algunos rituales, ¿te ha funcionado    alguno? pero te has preguntado ¿Qué hay detrás de ellos?

¿Qué es un ritual?

En términos muy sencillos un ritual es una serie de pasos a seguir con la finalidad de poder tener control sobre alguna situación, en este caso se tratar de tener el control sobre los hechos que vienen en este año que comienza. Los seres humanos tenemos muchos rituales, como en las bodas, que la novia debe llevar “algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, en los funerales, vestir de negro, hacer misas, etc.

Otra característica de los rituales es que generalmente se realizan cuando se presentan cambios, algunas personas quizá sus rituales sean casi imperceptibles, como cruzar los dedos cuando vamos a realizar algo o pueden ser mas grandes como subirse a una silla y dar un brinco cuando cambiamos de año, ritual común en Alemania. Pero no solo se tratar de controlar el futuro, también se intenta de tener el control sobre lo que vamos a dejar y como lo vamos a hacer.

Esto nos lleva a hablar de las perdidas y por consiguiente, los duelos, entendemos como duelo la reacción que se tiene frente a una perdida real o imaginaria, es una reacción que sirve para que nos podamos adaptar a una nueva situación, es un proceso normal y se espera que con el paso del tiempo se supere, el duelo es necesario y evitarlo puede ocasionar trastornos en nuestra salud.

Un problema de los duelos es que cuando perdemos algo perdemos también parte de los afectos que depositamos en  esa persona, hecho, situación o cosa y nos cuesta trabajo dejarlas ir por lo que hacemos una serie de pasos (rituales) para que nos sea mas fácil despedirnos, esto lo hacemos para recuperar nuestra energía y posteriormente colocarla en otro evento o persona.

El reacomodo de esta energía no es fácil por que no fue depositada de manera independiente en una sola persona, cosa o situación, sino que se traza una especie de red que une a la persona con una o unas cosas en una o unas situaciones determinadas y cuando perdemos uno o varios de estos elementos es como si nos quedara un agujero en una red, es este momento cuando entra en acción los rituales.

colcha

Un ejemplo gráfico podría ser como en los grandes tejidos que solían hacer nuestras abuelas y en algunos casos todavía nuestras mamás; recuerdo una ocasión en que mi tía abuela tejía una colcha matrimonial, es decir una trabajo con muchas horas laboradas y mucho material empleado de repente se dio cuenta de que un punto se le había “ido” es decir que una lazada no la cruzo con otra que le correspondía, esto ocasionó un agujero en el tejido.

Quizá mucho dirían hay que desbaratar todo y rehacerlo pero cuando ya se tiene mucho trabajo avanzado después del evento lo que hacen muchas tejedoras expertas es una serie de pasos bastantes complejos que incluían unir, jalar, juntar tramos de arriba, abajo y de los lados para tratar de conectar este punto con el resto del tejido sin tener que destruir todo lo ya trabajado.

Con este ejemplo quiero dar a entender que en ocasiones los seres humanos perdemos “el punto” y no es posible desbaratar todo para poder conectarlo nuevamente porque eso seria tanto como destruir segmentos de nuestra vida y en este momento echamos mano de nuestra experiencia para volver a conectar todos los puntos y continuar nuestro tejido.

Gracias y espero tengan muy bonito fin e inicio de año.

Deja un comentario