7 TIPS PARA MADRES QUE DESEAN REGRESAR A TRABAJAR.

Lo estuviste esperando durante nueve meses, imaginaste su rostro, pensabas a ¿quién se iba a parecer?, ¿sacaría tu nariz? ¿El carácter de tu esposo? Escogiste con mucho cuidado su nombre que para ti significa mucho de lo que crees que será en un futuro y seguro lo logrará, porque tu estarás ahí para asegúrate de eso.

El permiso de maternidad te ha permitido tener una mayor cercanía, tú y él casi son uno mismo, pero el tiempo como verdugo implacable va restando los días, empiezas a sentir angustia porque deseas seguir a su lado, sientes que te necesita, entonces tomas una decisión, quizá una de las más importantes de tu vida después de tu embarazo, “renuncias”.

El tiempo pasa y tu hijo ya no te necesita tanto, ya es más independiente, eso quiere decir que has hecho un buen trabajo. Tu niño divide su vida entre la escuela, jugar con sus amiguitos y/o en una actividad extracurricular y por supuesto con la familia. Esto te hace sentir muy feliz, pero sientes que te falta algo, tienes “esa energía”; que no sabes dónde colocarla. Piensas, piensa y tomas nuevamente otra decisión que dará un giro a tu vida, ¡buscar trabajo!

Ahora te surgen muchas preguntas. Después de estar fuera del área laboral pagada por cierto tiempo, piensas ¿cómo podré acomodarme a un horario de trabajo?, ¿en la oficina me darán los permisos necesarios para ir a los compromisos escolares?, ¿en caso de que se enferme mi hijo me permitirán salir? ¿podré con todo? Evidentemente si uno cuenta con un apoyo, ya sea familia, pareja, o niñera, esto pude ser más fácil, pero de todas formas probablemente no te sentirás del todo cómoda, en este momento puede aparecer un sentimiento de culpa por pensar que abandonas a tu hijo.

Pero quizás se deba a que no sabes que tu hijo tiene varios beneficios por tener una madre trabajadora, además del económico, estos son varios y los describiré en otro artículo, pero podrían englobarse en uno, ¡tener a una madre plena y feliz!

Si ya estas segura de emplearte, ahí te van unos tips:

1.- Cuando busques trabajo empieza por empresas amigables con las madres, por ejemplo lugares donde tengan guardería y horarios de trabajo hasta las tres con posterior home office.

2.- Cuando te encuentres frente al empleador y te pregunte porque deseas trabajar nuevamente, no digas cosas como: “Es que como tuve a mi bebe, pues ahora falta dinero”. “Si yo pudiera quedarme con mi hijo lo haría, pero pues ya ve cómo está la situación”.

Mejor di que en este momento quieres poner en práctica todas las capacidades adquiridas durante el tiempo que estuviste con tu hijo y además deseas ser un ejemplo para tu hijo, de una mujer plena.

Este tipo de respuestas muestra a la maternidad como una ventaja. (Si deseas saber las capacidades que desarrolla una madre te invito a que leas mi artículo: Se solicita mujer para el trabajo de mama).

3.- Sé que seguramente tienes algún título, muchos estudios y/o mucha experiencia, pero cuando vayas a pedir trabajo ni el mejor reclutador será capaz de leer la mente, por lo que es necesario que le expliques como si fuera tu hijo de que se tratan todos los conocimientos que tú posees.

4.- VENDETE, no pidas, ¡ofrece! Di por que la empresa o clientes te necesitan, pero no lo sabían. Describe cuales son los beneficios que el empleador tendría si te contrata.

5.- Cambia el chip, piensa que estas en una época diferente de tu vida, es decir eres madre y ahora quieres tener más tiempo para disfrutar a tus hijos. Si no encuentras un trabajo en el que puedas equilibrar tu rol de madre y trabajadora, probablemente terminarás frustrada y hasta deprimida. Una opción podría ser auto emplearte, ya sea que seas profesionista o no, empieza a formar una cartera de clientes, es decir, no pienses en conseguir “trabajo”; piensa en buscar a varios clientes.

6.-Aprovecha los medios, si ofreces un producto has una página de facebook con catálogo. También puedes abrir una cuenta de Instagram para mostrar fotografías de tus productos.

7.- Utiliza el Internet a tu favor, únete a grupos que te apoyen, ve la filosofía de cada uno de estos, si sólo es un grupo donde todos se quejan, sal corriendo. Por el contrario, si es un grupo que te nutre con ideas y pensamientos aprovéchalo al máximo, sin pena.

Espero que estos pequeños tips te puedan ayudar. Te recuerdo mis datos para cualquier sugerencia, duda o comentario que tengas.

danarova@gmail.com

Página de Facebook: Diana Rodriguez-Psicoanalista